LOGOARCO.png

Premio a la constancia


Muchos minutos, más de lo que cualquier jugador hubiera deseado, estuvo Marlon Ramírez en la banca, sentado miraba a sus compañeros, atento al desarrollo de cada compromiso y con la moral intacta en cada entrenamiento para dar lo mejor, listo para afrontar en su mejor nivel la oportunidad que sabía algún día llegaría.


“Chupar banca” a veces desmotiva a los jugadores, pero Marlon siempre entendió que era una posibilidad para entrenar su fuerza mental y para prepararse de la mejor manera cuando su oportunidad llegara y así fue.


Es titular hace cuatro meses en Liga Antioqueña de Fútbol y Torneo Nacional Difútbol, un reto que lo pone feliz pero nervioso al tiempo, pues en cada compromiso quiere estar a la altura del equipo, y no defraudar la confianza que en él han depositado.


Recuerda como si fuera ayer cuando se presentó a la convocatoria para Ponyfútbol, en la cancha había jugadores de toda la ciudad y cada día a quienes no continuaban en el proceso les entregaban un papel, estaban buscando las mejores condiciones para afrontar el torneo, por eso fue igual de feliz al conformar el equipo que al quedarse con el título de campeones.


Su vida deportiva ha cambiado desde que llegó a Belén La Nubia Arco Zaragoza, en este lugar “he madurado como jugador y persona, además he recibido enseñanzas para toda la vida”, explica Marlon Ramírez, quien a las canchas siempre llega acompañado de su familia.

Entradas destacadas
Novedades