Un suplente que se hizo figura


Fotografía http://gentepasionyfutbol.com.co


Cuando uno tiene un sueño tiene que perseverar hasta cumplirlo, no importa las veces que se presenten a un Club y les digan que no. En muchas ocasiones uno llega a las convocatorias, pero ya el equipo está casi completo o las condiciones particulares de uno como futbolista no encajan en el esquema, pero hay que seguir intentado y tocar puertas, con estas palabras Daniel Muñoz motivó a nuestros deportistas de Belén La Nubia Arco Zaragoza durante las visitas a los entrenamientos virtuales.


A nuestro Club llegó con 12 años y defendió los colores blanco, azul y negro hasta los 16 años cuando regresó a Envigado. De su paso por Arco Zaragoza nuestro director, Juan Carlos Sánchez y Hader Puerta, quien fue su entrenador coinciden en que se destacaba por su calidad técnica, su buena disposición en el entrenamiento y disciplina.


Ser suplente

Ver el partido desde la banca muchas veces no es lo que un jugador espera, Daniel Muñoz vio muchos juegos sentado esperando su oportunidad para entrar al terreno de juego y cuando tenía pocos minutos o simplemente no entraba se iba aburrido para la casa, pero poco a poco entendió que debía prepararse mucho mejor para competir por un puesto en la titular, pues un futbolista no puede conformarse con ser suplente.


Recuerda Hader Puerta que Daniel le decía "profe, póngame en la posición que usted quiera, que ahí voy a ser figura", él siempre confió en su talento y tuvo la fortuna como recuerda Juan Carlos Sánchez de contar con una familia que siempre lo apoyó para conseguir sus sueños, especialmente su madre y abuela, quienes sin falta estuvieron al lado de nuestro equipo en muchas competencias.


No abandonar los sueños

Cuando los jugadores le preguntaron si había tenido alguna dificultad para conseguir su objetivo de ser profesional, Daniel sonrió y les dijo que no había tenido una, sino muchas complicaciones para llegar a donde está, pero que la clave es seguir tocando puertas y confiar en las condiciones de cada uno para lograrlo; les contó que muchas veces sacrificó fiestas, amigos y momentos especiales con la familia para cumplir sus metas.


Recordó que cuando pasó por nuestro Club no fue convocado a Selección Antioquia ni Colombia pero eso no lo hizo desistir de su objetivo, centró todos sus esfuerzos en lograr su meta, incluso cuenta Juan Carlos Sánchez que antes de los 15 años a Daniel lo superaban en fuerza algunos de sus compañeros porque era de complexión delgada, pero ese factor no lo hizo bajar la cabeza, por el contrario le enseñó a exigirse más y con el pasar del tiempo pudo no solo igualar a los demás sino superarlos.


Abrir las puertas

Una por una las aspiraciones de Muñoz se han ido materializando, contó a los deportistas de nuestro Club en su visita virtual que después de debutar como profesional, quería jugar en Atlético Nacional y se imaginaba en un futuro en el extranjero, por lo cual con la confirmación de su paso al fútbol de Primera División en Bélgica nos alegramos por Daniel porque con sacrificio y perseverancia ha ido cumpliendo cada uno de sus objetivos.


Daniel Muñoz hace parte de nuestra #FamiliaArcoZaragoza y comparte con nosotros una historia de motivación, porque de acuerdo con sus palabras, “a veces uno cree que ya las cosas que tanto ha querido no son para uno, pero Dios le tiene guardado un poquito a uno, es cuestión de perseverancia”.