Kalazan demuestra buen juego en Arco


    Kalazan Suárez salió de su casa hace varios años para buscar oportunidades en el fútbol, deporte que no solo lo apasiona sino que le hace soñar con la posibilidad de ayudar a su mamá, quien lo espera en Caucasia en cada oportunidad que este jugador de la plantilla de Arco Zaragoza tiene días libres para descansar.


    No solo su nombre es diferente, aunque solamente conoce tres personas, incluido él, que se llaman Kalazan, recuerda que su abuelo fue el primero y de ahí lo registraron a él y a otro primo con ese nombre, su forma de juego también lo hace especial y valioso en el esquema del equipo Sub 17 que logró el paso a la siguiente fase del Torneo Nacional de Difútbol.


    A Belén La Nubia Arco Zaragoza llegó desde esta temporada, pues aunque hace algunos años Juan Carlos Sánchez, Director del Club, lo había visto en Caucasia las cosas no se habían dado; pero llegó en un gran momento pues se siente feliz con el plantel porque ha podido demostrar sus cualidades, el estilo de juego le favorece y se siente muy contento en el equipo.


    Kalazan recuerda con un cariño especial dos momentos de su infancia en este deporte, el primero de ellos unos juegos intercolegiados hace algunos años, allí participó como refuerzo de un colegio de Santa Rosa de Osos que clasificó a la final departamental, pues de su pie al último minuto llegó el gol del triunfo; el segundo recuerdo lo lleva a las gradas de la cancha Marte a una Final Nacional de Ponyfútbol, allí no pudo jugar por dificultades en la documentación, pero su entrenador Mauricio Castro lo llevó hasta Medellín para que acompañar al equipo a la distancia.


    A quienes también han salido a corta edad de sus casas para buscar oportunidades como en su caso, les dice que es vital luchar por los sueños y aunque es difícil estar lejos de la familia es una situación que ayuda al crecimiento personal.