A Samir solo le falta ser portero


    El mejor recuerdo que tiene Samir Arroyo en una cancha lo protagoniza su mamá, hace algún tiempo, Emerita Bustamante, viajó desde Cartagena para ver jugar a su hijo en la Cancha Marte Uno. Ese día, quien porta el número 4 en Torneo Nacional Difútbol para defender los colores de Belén La Nubia Arco Zaragoza, marcó un gol y sin dudarlo un instante se lo dedicó a su madre quien desde las gradas no pudo contener la emoción.


    Samir comenzó a jugar fútbol desde que tenia 6 años, ha pasado por varias posiciones en el campo de juego. Inició como delantero, incluso en el Torneo Nacional en 2017 marcó 26 goles con su equipo anterior; luego por sus condiciones lo ubicaron como delantero nueve; en Selección Bolívar lo pusieron como lateral, pero después de algunos partidos pidió cambio de posición y consiguió la titular como extremo, posición en la que juega actualmente.


    A nuestro equipo llegó terminando la temporada de 2017, y como los equipos ya estaban completos y disputando fases definitivas en las diferentes competencias en las que participa el Club, Samir estuvo tres meses entrenando para mejorar sus habilidades, pero debió esperar hasta 2018 para competir.


    Este jugador cartagenero admira a su papá, quien ha sido la persona que más lo ha apoyado en esta carrera que lleva muchos años de gestación, él fue quien lo motivó a salir de su ciudad para buscar mejores oportunidades, además agrega Samir Arroyo que no se ha arrepentido ni un solo día de haber tomado el riesgo y esta muy feliz de pertenecer al equipo de Belén La Nubia Arco Zaragoza.